Síguenos
.vc_custom_1456373264867{border-bottom-width: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}.vc_custom_1456456725837{border-bottom-width: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}.vc_custom_1511965603248{margin-top: 10px !important;}

Propuesta concurso Centro Antártico Internacional

Se entiende el CAI como una Instancia intermedia, un ámbito estratégico entre el mundo y la antártica, una conexión concreta entre Chile y el continente antártico, el desenvolvimiento de la histórica relación de Punta Arenas y la Antártica. Se constituirá un símbolo de futuro, de información velada, por revelar a la comunidad, un borde continental monolítico en continua adaptación y cambio, un lugar de constante confrontación de opuestos: luz y sombra, el exterior y el interior, el confort y lo inhóspito, el conocimiento y lo desconocido, gama entre blancos y negros, complejidad y simpleza, lo racional y lo orgánico, un centro referencial, orientador, de carácter internacional, pero de expresión local.

El CAI se concibe en su rol de edificio de uso público como accesible y atractivo con un uso diseñado a la usanza de Punta Arenas, preferentemente de interiores confortables y exteriores urbanos flexibles destinados también para su simple contemplación y diálogo con los elementos del territorio.
Lo nuevo es distinguir en las cualidades atmosférico – climáticas de Punta Arenas una identidad propia de la ciudad y de sus habitantes. Es el ámbito espacial en dónde se desenvuelven las actividades públicas urbanas. Se visualiza como una pieza de carácter intermodal, de flujos dinámicos y de naturaleza diversa, flujos de personas, vehículos, información, muestras y conocimiento. Un lugar de cambio que resuelve y sintetiza la confluencia de escalas y usos y actividades distintas. Estructural y constructivamente el CAI se configura a partir de la disposición estratégica y operacional del programa requerido, sobre un territorio costero en el extremo de la ciudad. Serán tres piezas identificables de hormigón armado, de expresión monolítica, que constituirán un anclaje estable al terreno arenoso y saturado. Dentro, alrededor y entre ellas queda envuelta la experiencia CAI, mediante un manto estructural liviano cuya geometría será responsable indistintamente a los requerimientos climáticos del exterior, por un lado, y a la propuesta espacial del interior habitable, por el otro.

  • AÑO: 2017
  • UBICACIÓN: Punta Arenas, Chile.
  • SUPERFICIE : 15.000 m²
  • /