Síguenos

Calefacción Eficiente

El principal consumo energético en una vivienda en invierno es por concepto de calefacción, por lo que hacer un uso adecuado de la energía es primordial.

Una de los aspectos que usualmente se pasa por alto es la calidad de la aislación térmica de la vivienda, una aislación deficiente puede hacer que un calefactor poderoso nunca logre llegar a condiciones de confort aún funcionando a potencia máxima.

Por ejemplo una construcción tradicional en ladrillos no presenta un buen aislación térmica, como por ejemplo una pared de una casa aislada con 5 cm poliuretano tiene el mismo rendimiento térmico que una pared de 1 mt de ancho. ¡pared de 1 mt!

En este contexto, la búsqueda de mayor eficiencia, menores niveles de contaminación y más confort es fundamental a la hora de elegir el sistema que se va a utilizar. Algunas medidas pasivas para reducir este consumo son mejorar el aislamiento térmico, ya que una de las principales pérdidas de calor se produce a través techos y muros, e instalar sellos en puertas y ventanas para evitar infiltraciones, ya que en la mayoría de los hogares entre el 25 y 30% de la necesidades de climatización se deben a pérdidas que se originan por tales infiltraciones.